Saltar al contenido

Oración católica “Bendita sea tu pureza”

Oración católica “Bendita sea tu pureza”

La oración católica “Bendita sea tu pureza” es una de las más bonitas que podemos hacer, con la cual podemos permanecer alejados del pecado. Recuerda que esto es lo que Dios busca, que nosotros permanezcamos lejos del pecado, ya que esto nos impide llegar al reino celestial. Por lo que si queremos llegar al cielo y no alejarnos de la santidad del Señor debemos evitar alejarnos del camino que Él dicta.

Dios desea la salvación de las almas perdidas, por lo que nunca es mal momento para volver al buen camino y alejarnos del pecado. Con esta oración agradecemos al Señor por su pureza que siempre nos está guiando para andar por el buen camino.

👉 Oración católica “Bendita sea tu pureza” 🙏

👉 Oración católica “Bendita sea tu pureza” 🙏

En primer lugar, bendita sea tu pureza y

misericordia amado Padre

 celestial, porque yo sé que tú sostienes

al mundo con la inmensidad

de tu poder.

Padre mío y

Dios supremo; los cielos hablan

de la magnificencia de tu Espíritu.

Asimismo, mi Dios, solo

en ti, mi alma consigue

la protección que tanto busca;

solo tu moral es digna de seguir.

Quiero hallar en ti ese refugio,

que tanto anhela mi alma.

Igualmente, tu dignidad será exaltada

por toda la eternidad; porque solo tu

eres santo, tu majestad es perpetua.

Tú nombre Jesús sea glorificado

 siempre; Santo, te adoran

los ángeles en el cielo.

Además, nosotros

queremos que nuestra adoración

 sea digna de ti, de tu magnífico

poder y que enaltecido sea tu

 nombre, sobre la faz de la tierra.

Ya que, queremos ver tu digna presencia

en nuestras vidas y ser

 merecedores, de ver tu rostro.

También quiero, alabar tu bella

presencia; porque sé que un

 día te veré cara a

 cara y podré demostrarte todo

mi gran amor por ti.

Tu reino celestial, muéstranos

hoy; de la misma forma que

nos diste a tu hijo amado Jesús.

Moradas celestiales fue Cristo

a hacer para nosotros, contigo

 quiero yo ser eterno.

Es más, solo en tu carácter

puedo yo confiar; solo ante

tu poder yo me inclino.

 Porque tú eres el liberador

 de mi alma y espíritu, en tus

preceptos quiero yo andar.

Para que mis pasos no se le

alejen jamás de tu sagrada

voluntad y amor.

Oh Jesús, muéstranos

los cielos donde tú habitas.

Además, mi alma sabe que

un minuto fuera de ti, es

 como una eternidad sin ti.

Señor solo tú eres digno

de mi alabanza y la gloria

está en ti por siempre.

Y también, la pureza de tu ser, no

la hallaré jamás en la

tierra.

Quiero que tu olor

fragante permanezca en mí

siempre, porque deseo ver a Jesús

en mi vida, ser como él.

Sobre todo, a ti Padre Glorioso

quiero entregar mi vida; sé

 que tú la sabrás guiar.

Tú nombre es sagrado mi

 Dios, solo tú puedes ser

El Gran Yo Soy, el que

Anhela mi alma y corazón.

Ten compasión de mi espíritu,

sé que si tu no lo guías,

 podría yo perderme.

Por esa razón, puede

que mi pecado, me

aleje de ti; pero hoy vengo

por tu perdón divino, para

poder ser digno de tu amor.

De la misma forma, quiero

Yo perdonar a mis angustiadores.

Lo que por gracia recibo,

 por gracia doy; aléjame de

los engaños del enemigo, para

poder permanecer firme a tu lado.

Por lo tanto, quiero me

libres de todo mal; que

 mi pie no resbale con el pecado.

Finalmente, Mantenme puro y

limpio para ti, para poder

alabarte y glorificarte como

tú lo anhelas mi Santo Padre.

Amén.

[plegar]

Mantener en el camino que Dios dicta nos llevará al cielo

El camino de Dios es la forma que tenemos para llegar al reino de los Cielos y alcanzar la vida eterna. Debemos vivir una vida recta, estar lejos del pecado y siempre siguiendo sus mandamientos. Esto quiere decir que debemos ser buenas personas, ya que al final de eso se trata de hacer el bien y ayudar a los demás.