Saltar al contenido

Oración “Ven a mí” a San Antonio de Padua

Oración “Ven a mí” a San Antonio de Padua

La oración “Ven a mí” a San Antonio de Padua es una de las más conocida para este Santo, por lo que si aún no la sabes sigue leyendo. Hay que mencionar que esta oración sirve para demostrar la necesidad de un hombre de ser protegido y siempre acompañado por su santo poder. Es decir, esta es una oración para que este Santo nos brinde protección, alivio y calma, que nosotros y nuestra alma necesita.

Buscar protección siempre es importante, sobre todo cuando sentimos que estamos siendo atacados por algún mal. Recuerda que en este mundo hay muchas personas buenas, pero también hay personas que buscan nuestro mal, por lo que orar a este santo es una excelente manera de lograr esa paz y tranquilidad que necesitamos.

👉 Oración “Ven a mí” a San Antonio de Padua 🙏

👉 Oración “Ven a mí” a San Antonio de Padua 🙏

Benito San Antonio de Padua,

vengo a ti implorando,

aconsejado por la palabra del señor,

quien siempre  oye nuestras súplicas,

y puede ver la necesidad de los corazones.

Cuando en sus palabras nos dice:

que busquemos y vamos a encontrar,

asimismo que pidamos y se nos dará,

siempre presente en nuestras vidas,

a pesar de las difíciles circunstancias.

Por eso vengo en busca,

de la calma y paz espiritual,

qué en este momento necesito,

tener en mi vida para aliviar,

cualquier mal, que esté aturdiendo mi calma.

Por ello llamó en el nombre bendito,

 de San Antonio de Padua,

ando toda la confianza,

 que le tengo por los milagros,

 qué ha hecho por los afligidos.

Rogando misericordia infinita,

por nosotros a pesar de ser,

pecadores y miserable,

contando con el poder,

 del todopoderoso.

San Antonio de Padua,

ruega por nosotros,

 e interviene ante nuestro señor,

para que se nos sean suplidas,

 nuestras necesidades.

Ven San Antonio a mí,

a tocar mi alma con tu mano purificadora,

te sigo en tu camino encuentro.

La paz en el momento de que,

todo lo recibo de ti,

de tu mano poderosa.

Igualmente acude mí en este momento,

de inquietud e incertidumbre,

acompañado de angustia y mucho dolor,

de no encontrar solución a mis problemas.

Pido por un milagro urgente,

para que me des las herramientas,

de esta manera conseguir las soluciones.

Bendiciendo todo momento,

mi vida para solventar,

cualquier necesidad.

Te pido por mi trabajo

San Antonio de Padua  ven a mí,

somos hijos de dios todopoderoso.

Quienes necesitan de tu presencia,

espiritual no sólo para

bendecir nuestras vidas,

si no a todo el que la rodea.

Te pido prudencia en mi juicio,

y en todas las cosas que tengo por hacer,

económicamente y sentimentalmente,

que el entendimiento sea sobrenatural.

Ayúdame a emplear las

mejores decisiones,

para todas las circunstancias,

que a partir de hoy se me presenten.

Espíritu santo acompaña

San Antonio de Padua,

para que nos pueda rodear

de su santo poder.

Y en el nombre de ambos,

recibiremos las enseñanzas,

tarea que viene directamente de su poder.

Cosas que realmente son importantes,

que además quieren mantener en mi vida,

siempre obrando agradándole al señor.

Es mi manera de agradecer,

actuar correctamente,

ayudando a las demás personas,

mejorando la humanidad,

tendiendo una mano cuando así sea necesario.

De esta manera no le temeré al mal,

porque sabe que estoy siendo bendecido,

por el cielo su obra, gracia y divinidad,

sin miedo a equivocarme,

porque estoy por el camino de la rectitud.

Cuando mis angustias y tristezas,

son sanadas por el santo poder,

conseguimos que la energía positiva,

rodée en nuestras vidas.

Alejándonos de cualquier percance,

accidente o situación que no podamos,

resolver de alguna manera.

Por el santo poder que hoy me acompaña,

sé que mi vida está siendo bendecida,

por la caridad de San Antonio de Padua,

quien siempre se preocupa por mí,

además por mi familia y los que la rodean.

Amén.

[plegar]

Paz y tranquilidad para nuestra Alma

Los Santos como San Antonio de Padua siempre están dispuestos a brindarnos su protección, ayudando a que nuestra alma esté libre de la angustia y de la molesta ansiedad. Es por ello que cuando no podemos encontrar soluciones para un problema o queremos cambiar algo ellos estarán allí, a la espera de intervenir y ayudarnos en esos momento de dificultad.

Con la oración “Ven a mi” dedica a este Santos vamos a poder conseguir que su presencia esté con nosotros, para que nos pueda dar la calma y paz espiritual que en muchos momentos necesitamos.