Saltar al contenido

Oración para la bendición del hogar

Oración para la bendición del hogar

Nuestra casa siempre debe estar protegida y qué mejor manera de lograrlo que por medio de una oración para la bendición del hogar. Recordemos que aunque una casa es algo material, para nosotros es un lugar que representa protección, seguridad y calma. Por ello mismo lo llamamos hogar, es aquí donde se encuentran nuestros seres queridos y donde pasamos la mayor parte del tiempo, por lo que es muy importante que esta se encuentre protegida.

Gracias a esta oración, Dios va a derramar su bendición sobre el hogar, por lo que te permitirá recibir la mejor energía que necesitan todos los que se encuentran en el hogar. Además con esta oración estamos pidiendo que los Santos Ángeles de la Guardia, proteja nuestro hogar y a todas las personas que se encuentran en ellas.

👉 Oración para la bendición del hogar 🙏

👉 Oración para la bendición del hogar 🙏

Santo Dios vengo hoy a tu

hermosa presencia,

para alabarte y darte las

infinitas gracias.

Porque grande es tu amor como,

tu inmensa bondad.

Padre amado hoy vengo

a ti para clamar,

por mi hogar para que seas tú,

quien cuide la entrada,

como la salida.

Señor Jesús quiero en este momento,

abrirte las puertas de mi humilde,

hogar para que habites en él.

Quiero que seas tú quien lo libre de,

todo mal de igual forma para,

que lo colmes de grandes,

bendiciones.

Quiero que entres en ella para,

que saques todo el mal como,

toda angustia como tristezas.

Padre amado para que la oscuridad,

sea reemplazada por el brillante,

destello de tu flamante luz.

Señor que de ahora en adelante,

solo pueda reinar la comprensión,

la salud como la prosperidad.

Padre Celestial hoy te abro las,

puertas de mi hogar de par,

en par para que la habites.

Señor haz de esta tu

humilde morada.

 Tu lugar protegido

sabiendo que eres,

nuestra protección nada

ni a nadie temeré.

Señor de igual forma

te pido por todas.

Aquellas personas que aquí,

moramos para que nos

guíes por caminos,

buenos.

Señor Jesús que cada vez que,

salgamos de nuestro hogar,

seas tú nuestra protección.

Padre amado dale la tranquilidad,

a todos sus miembros como,

 la serenidad a nuestros nervios.

Dios de amor que los hijos sean,

asimismo, se sientan amados,

que sea alejado de ellos la,

ingratitud como el egoísmo.

Señor de misericordia llena de,

paciencia como de comprensión,

el corazón de los Padres.

Padre amado danos

el pan de cada,

día alejando de esta casa el,

afán de brillar.

Señor Jesús quiero que nos libres de,

todas vanidades mundanas,

como de todo que nos,

quiera quitar la paz.

Padre Dios que la alegría vuelva,

a aparecer en nuestro hogar,

para que la dicha resplandezca,

como un sol.

Señor para que sea la verdadera,

paz que reine en este hogar.

Padre de bondad te lo pedimos a ti,

ya que fuiste un hijo feliz en la,

ciudad de Nazaret.

Dios quiero que nos llenes de,

mucho amor como también,

de mucha sabiduría.

Para que podamos salir adelante,

asimismo, poder salir victoriosos,

de los retos del día a día.

Señor qué al terminar la jornada,

diaria nos pueda dar la dicha,

de poder regresar nuevamente,

a nuestro hogar.

Para que podamos dar el verdadero,

testimonio de tu amable bondad.

Padre confío que

bendecirás mi hogar,

para que sea el verdadero hogar,

del amor como de la paz.

Con mi corazón lleno de gratitud,

porque sé que has, escuchado,

nuestros clamores de

este humilde siervo.

Amado Dios mi alma se deleita al,

saber que eres mi amadísimo,

padre que desde hoy,

moraras en nuestro hogar.

Amén.

[plegar]

No hay lugar como el hogar

Esta frase que muchos hemos escuchado tiene una gran verdad y es que nuestro hogar es un lugar sagrado, en el cual pasamos la mayor parte del tiempo y en el cual habitan personas importantes para nosotros. Por lo que usar esta oración para bendecir nuestro hogar, es algo que nos otorga una gran tranquilidad.

Ten en cuenta que esto es importante, ya que en muchas ocasiones la envidia de otras personas las lleva a desear que nos sucedan cosas malas. Por lo que realizar esta oración es la mejor opción que tenemos para protegernos a nosotros, a los que viven con nosotros y a nuestro hogar en general.