Saltar al contenido

Oración a la Santísima Trinidad contra el mal

Oración a la Santísima Trinidad contra enemigos

En este caso te traemos una oración a la Santísima Trinidad contra enemigos, que como podemos imaginar por su nombre, sirve como protección máxima ante todo mal. Básicamente es una excelente forma de hacer que las preocupaciones se alejen de nosotros. Recordemos que la Santísima Trinidad representa la fe que los cristianos tenemos hacia nuestro Señor.

Esta nos habla de la presencia de tres personas que convergen en una sola, por lo que la misma tiene un poder como ninguna otras. Tengamos en cuenta que estamos hablando del Dios Padre, Jesús Hijo y el Espíritu Santo, que representa la fe máxima en todos los cristianos. Por medio de esta oración vamos a poder pedir a la Santísima Trinidad que nos libere y proteja de cualquier mal y de los enemigos que nunca sabemos cuándo pueden presentarse.

👉 Oración a la Santísima Trinidad contra enemigos 🙏

Oración a la Santísima Trinidad contra enemigos

Bendita y alabada sea la Santísima Trinidad,

demostración máxima de nuestra fe católica,

y demostración de que tenemos,

a un Dios poderoso, omnipotente y bueno.

El día de hoy te oramos

y te alabamos porque sabemos que no existe nadie como tú.

Exaltamos tu luz que ilumina,

hasta los lugares más oscuros de la tierra.

Ayudando a todas las personas que creen en ti,

sobre todo a los más necesitados,

y les provees una guía,

sobre el camino el cual tienen que llevar.

El día de hoy acudo a ti como un humilde siervo,

para pedir tu ayuda,

Santísima Trinidad necesito que me libres,

el día de hoy de todos mis enemigos,

ya que son ellos,

los que desean el fracaso en todos los aspectos de mi vida.

Te pido que me ayudes a combatirlo de la forma más cristiana,

y que me deje demostrarles que soy una mejor persona que todos ellos,

que en mí no van a encontrar ninguna gota de odio,

ni de codicia a sus personas,

ya que gracias a usted no me faltara nada.

También le pido que me libre de todo tipo mal,

de cualquier maldición lanzada a hacia mí,

o cualquier evento que pueda perjudicarme en mi forma de vida,

puesto que sé que vivimos en un mundo repleto de males.

Necesito que me brindes la protección necesaria,

en todos los momentos de mi vida,

para nunca sentirme desamparado por su persona,

te pido que me lleves con bendiciones una vez salga de mi hogar,

y llegue con las mismas bendiciones de cuando me fui,

para que así ningún tipo de mal pueda afectarme de ninguna manera.

No permitas que ninguna persona tenga poder en mí,

ya que es usted,

la única persona que puede tener el poder en mis acciones,

le pido que me libre de todos los malos pensamientos,

que pueda llegar a tener,

 hacia todas estas personas que se hacen llamar mis enemigos.

Te pido que no exista ningún tipo de pecado,

ni en mi forma de pensar ni en mis acciones.

Dame la fuerza para poder sobrellevar,

todas las circunstancias en las que me encuentre de peligro.

En la carretera líbrame de malos conductores

y de personas insensatas,

que no piensan,

ni en su seguridad ni en la seguridad de las personas que lo acompañan,

También a mi hogar protégelo de los ladrones,

para que de ninguna forma puedan sustraer,

mis pertinencias que con tanto esfuerzo,

he logrado obtener.

En mi trabajo líbrame de los malos deseos,

ya que ninguna de mis acciones,

están hechas para perjudicar a nadie,

solo quiero lo mejor para mí y para mi trabajo.

Santísima Trinidad también te pido,

que protejas a mi familia,

para que en ningún momento,

se sientan desprotegidos o a la deriva de cualquier mal,

y así ellos puedan tener su día a día sin ningún tipo de preocupación.

Lléname de todos los dones que necesito,

para seguir en mi lucha día a día,

por ser cada vez más una persona de bien,

por ser una persona exitosa,

y un cristiano intachable.

Te pido que me llenes de la sabiduría necesaria,

para poder sobrellevar todas mis necesidades,

ya que sabré cómo agradecérselo Señor mío.

Amén.

[plegar]

¿Por qué realizar esta oración?

Tal como hemos venido mencionando la Santísima Trinidad es la máxima protectora para todos los fieles, por lo que si buscamos protegernos de nuestros enemigos o de algún mal, esta oración es la ideal para nosotros. De hecho, esta nos guiará por el camino del bien, y para ello debemos mantener la fe necesaria y confiar en que las peticiones que tengamos se cumplan.

Lo que lograremos con esta oración es pedirle a la Santísima Trinidad para que nos libere y esté protegiéndonos de cualquier mal o de nuestro enemigos. Como resultado podremos llevar una vida más tranquila y libre de cualquier tipo de preocupaciones.